Imagen de carga

Hormigón Fresco

Campo de aplicación:

 

  • Hormigón en masa: pavimentos, muros, hormigones de relleno.
  • Hormigón armado: edificación, obra civil y resto de obras. Utilizados en cimentación, pilares, forjados, muros, pantallas, pilotes, etc.
  • Hormigón pretensado: en elementos que se fabrican en la propia obra, sometiéndolos a esfuerzos de compresión por medio de armaduras activas, y posteriormente, se instalan en su punto de utilización: vigas, tableros de puentes, etc…

 

Ventajas:

 

El hormigón en estado fresco es un material moldeable, lo que permite que se adapte a cualquier forma geométrica. La elección de la consistencia más adecuada a cada tipo de elemento, es factor importante para conseguir el mejor resultado.

 

  • Hormigón en masa: sencilla y rápida puesta en obra.
  • Hormigón armado: Su colocación en obra con la armadura, confiere al elemento la resistencia a compresión y a la tracción necesaria para soportar las cargas de la estructura.
  • Hormigón pretensado: soporta las mismas tensiones de carga a flexión, con secciones inferiores, ganando así en espacio libre.